Transporte en Londres

Nuestros estudiantes además de realizar sus cursos quieren conocer también una de las ciudades más vibrantes de Europa. Aunque el centro-norte del Támesis puede hacerse a pie, vale la pena conocer otros medios de transporte baratos para conocer la ciudad, ya que los taxis son bastante caros.

¿Desde el aeropuerto al centro de Londres: bus o tren?
Puedes empezar a ahorrar dinero desde tu llegada a Londres. Los trenes lanzadera de Gatwick, Luton o Stansted son más caros que los servicios de bus al centro de la ciudad. Puedes comprar tu billete online si lo prefieres. Comprar el billete de bus en el último minuto siempre suele ser más económico que ir en tren.

El metro de Londres
Londres es conocido por tener uno de los metros más antiguos del mundo. A pesar que está fuera de servicio en algunos momentos y llega a estar congestionado en las horas puntas, sigue siendo la mejor manera de moverse por la ciudad. Además de los billetes sencillos y para turistas, si te vas a quedar unos cuantos días, es recomendable comprar la Oyster card. Es una tarjeta de pago recargable para acceder al metro. Al salir de cada estación se deduce la cantidad del trayecto. La cantidad máxima diaria es limitada, es decir, su uso en un periodo corto de tiempo vale la pena. Además ayuda a ahorrar el tiempo de espera comprando el billete en la máquina.

Viajar en bus en Londres
La tarjeta Oyster Card también es válida en los autobuses. Al pasar la tarjeta para acceder al bus se deduce la cantidad. El crédito no caduca y puede ser usado luego para otros trayectos cortos.

Desplazamientos en ferry
Muchos de los atractivos de la ciudad pueden verse desde los ferrys que circulan por el río. Algunos ciudadanos usan este medio de transporte a diario, siempre dependiendo de las mareas. Es una muy buena alternativa al tren si la intención es ir a Greenwich de excursión.

El tren en Londres
El ferrocarril dice mucho de la larga historia de la ciudad. Los trenes llegan a Londres desde diferentes puntos del territorio británico. King’s Cross, St Pancras, Victoria o Waterloo son algunas de las estaciones más grandes y sus edificios son arquitectónicamente impresionantes. Esas estaciones conectan la ciudad con otras partes del país. El tiempo entre estaciones debe tenerse en cuenta.

Los autobuses entre ciudades (intercity)
Estos autobuses son una alternativa al transporte en tren, y muchos salen desde la estación central de Victoria. En caso de no haber comprado los billetes online es posible comprarlos en la estación.

Consejo 1: Una alternativa al transporte público o a los taxis son las bicis (al menos para ciclistas experimentados que sepan ir en bici en medio del tráfico). Además de la poca consideración de los coches, hay que tener en cuenta que muchos peatones cruzan los semáforos en rojo. Las ruedas de la bicis se pueden desbloquear a través de la aplicación para móviles.

Consejo 2: Si quieres integrarte bien en Londres evita mirar fijamente a la gente en el metro o hablar alto con tu teléfono móvil o con otros a tu alrededor, y no ocupes demasiado espacio con tus pertenencias. Vivir en una gran ciudad significa desarrollar estrategias útiles para minimizar los efectos de la “fricción” de todos los días. Evita definitivamente las horas punta de la mañana y la tarde.